sábado, 14 de septiembre de 2019

L. P. Győri - Lógica de sustracciones a un cuadrado

Ladislao Pablo Győri - Lógica de sustracciones a un cuadrado

Cuando el diseño de lo que se denomina principio de capítulo para mi futuro libro Impresiones oculares en una visita, decidí finalmente situar en la cabecera de dicha página solo tres elementos gráficos: el título del artículo en cuestión, una línea gruesa de separación entre dicho título y el primer renglón de texto, y una sola letra, de cuerpo muchísimo mayor, que luego pudiese representar al artículo en cuestión, aunque bajo la forma de cierta figura geométrica que fuera más atractiva como elemento gráfico que como elemento tipográfico. Como me importó, más que su cometido lingüístico, su precisa composición gráfica, no consideré principalmente su legibilidad, sino mejor el que se tratara de una fuente, como mucho, para rotular, y que, sobre todo, me convenciera morfológicamente. Pretendía hacerme de una fuente cuyos caracteres pudieran validarse casi como si fueran únicamente figuras irregulares. Pretendía también que la fuente que yo pudiera derivar fuese coherente, vale decir, que no presentara contradicciones internas; con esto quiero significar el hecho de que se tuviera disponible una lógica de derivación estricta de sus componentes, y que dicha lógica debiese ser aplicada en todos y cada uno de los caracteres que la constituyen, o, dicho de otro modo, que cada carácter dentro de la fuente fuera rigurosamente consistente con esa lógica, sin excepciones. Todo este ejercicio tipográfico será tratado en el trabajo titulado Lógica de sustracciones a un cuadrado, de próxima publicación por Aero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario